Datos curiosos del Huitlacoche

El huitlacoche es un tipo de hongo comestible, que crece del maíz. Este se ha convertido en un producto importante dentro de la gastronomía mexicana. Hoy te voy a contar algunos datos de este ingrediente

¿Es seguro comerlo?

El huitlacoche es definitivamente es seguro para comer. Es un relleno delicioso para muchos platos mexicanos diferentes, como tamales, también puedes encontrar otros platillos en los restaurantes cercanos a mi ubicación como unas deliciosas quesadillas. Ahora te comparto algunos de sus beneficios nutricionales y características. 

Beneficios nutricionales

El hongo provoca cambios metabólicos en la planta de maíz, por lo que tiene propiedades nutricionales muy diferentes a las del maíz.

Tiene mucha más proteína y también contiene un aminoácido llamado lisina. La lisina es un aminoácido esencial, lo que significa que nuestro cuerpo no puede producirlo y tiene que obtenerlo de nuestra dieta.

 Lo usamos para producir carnitina, que se encuentra en casi todas las células de nuestro cuerpo, ¡así que es un ingrediente importante!

huitlacoche preparado

Su sabor

Su sabor es muy similar a otras variedades de hongos. Tiene un sabor terroso, combinado con el sabor del maíz. Significa que si bien es similar a otros hongos, también es muy singular. Esta es una de las razones por las que es tan apreciado en México y América Latina.

Textura

El huitlacoche tiene una textura muy suave y esponjosa. Debido a que es tan delicado, no es necesario cortarlo, pero se puede separar suavemente.

Color

Una cosa importante a tener en cuenta es que aunque el huitlacoche se ve de un color grisáceo por fuera, cuando se cocina y se calienta, se vuelve negro. Los platos que lo contienen suelen tener una tonalidad oscura. Puede resultar extraño y sorprendente cuando lo usas por primera vez, pero no te preocupes.

¿Cómo cocinarlo? 

El huitlacoche es una especie de hongo. Esto significa que se puede usar en lugar de champiñones en la mayoría de las recetas y funciona muy bien. Puedes usarlos enteros o simplemente separarlos con los dedos.

Sin necesidad de picar, son de bajo esfuerzo y también una excelente manera de hacer que los niños ayuden a cocinar. Saltearlos en una sartén y añadir un poco de sal y especias. Entonces están listos para comer tal como están.

Comúnmente se agrega a otros platillos como los rellenos de quesadillas, tamales y otras recetas de la cocina mexicana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.