5 formas de disfrutar el pescado

Uno de los platillos menos convencionales para pedir por servicio a domicilio es el pescado, ya que se disfruta mejor recién preparado.

Cada quien tiene su propia forma de disfrutar el pescado: están los que gustan mucho del sushi y el sashimi que lo utilizan crudo y con su sabor intacto, quienes prefieren los caldos porque pueden agregar otro tipo de mariscos y a otros más les gusta que tengan una consistencia más sólida.

Cualquiera que sea tu gusto, vale la pena pedirlo si hay un restaurante de mariscos cerca de ti y despertaste con antojo de una buena porción de pescado preparado de alguna de las siguientes formas:

A las brasas

pescado a las brasas

Con la carne o las aves de corral, un estofado requiere de dorar previamente la carne y luego agregar una pequeña cantidad de líquido para terminar la cocción (calor húmedo).

El estofado de pescado a menudo se salta el pardeamiento, racionalizando y acelerando el proceso. Los peces firmes como el fletán, el eglefino, el pez roca o el rape son buenos en un estofado.

Su textura densa se mantiene bien, y no necesita preocuparse si los cocina unos minutos adicionales.

Al horno

pescado al horno

El el pescado se hace en menos de la mitad del tiempo que otros platillos, pues todo lo que requiere es frotar un pargo, una lubina o una trucha con aceite de oliva, sazonar con sal y pimienta, rellenarlo con limón y unas cuantas hierbas, meterlo al horno, ¡y ya!

Al vapor

pescado al vapor

El resultado es profundamente sabroso, en especial si se agregó vino o mantequilla, mismo que, junto con la humedad del pescado, impregnan el papel pergamino de un delicioso sabor.

Esta preparación es un excelente desayuno que puedes disfrutar en varios establecimientos de La Condesa junto con una buena porción de verduras al vapor.

Frito

Pescado frito

Definitivamente es una opción más pesada que su antecesora, pero una vez lo pruebas, se te olvida.

La magia del pescado frito está en cómo fue sazonado. Existen varios métodos y cada uno le da su propio sabor: por ejemplo, el sazonado más común es pasar los filetes de pescado por harina, luego por yemas de huevo y finalmente por pan molido.

Algo más elaborado consiste en hacer una especie de masa tempura con cerveza oscura, harina y pimienta que intensifican el sabor del pescado.

¿Cuál de estos tipos de pescado pedirías por servicio a domicilio? O ¿te animas a prepararlos tú mismo? ¡Ambas son buenas opciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.