que hacer si el bebé no se despega de la madre

Qué hacer si el bebé no se despega de su madre

Es algo normal y natural que un bebé apenas quiera despegarse de su madre y quiera estar a todas horas junto a ella. Son muchas las madres las que a pesar de afirmar que es algo que no se puede evitar, se pueden llegar a sentir agobiadas además de superadas.

En el siguiente artículo te vamos a explicar de una manera más detallada las causas o los motivos por lo que ocurre tal apego y que deben hacer las madres para hacerlo más llevadero.

LA MAMITIS O EL DESEO DE ESTAR A TODAS HORAS CON LA MADRE

Se puede entender que el deseo que tiene el bebé de estar pegado todo el día a su madre, es un hecho totalmente normal. Desde que el feto se desarrolla en el vientre de la madre, se va creando un vínculo que se hará más fuerte con el paso de los años.

El bebé necesita sentir el calor de su madre para poder relajarse dormir y necesita su pecho a la hora de poder alimentarse.

Con el paso del tiempo, es normal que el bebé se encuentre cómodo con las personas más cercanas al círculo familiar. Sin embargo, el apego con la madre sigue siendo bastante fuerte e irrompible. Cada vez que se sienta nervioso o intranquilo, buscará el calor de la madre a la hora de relajarse.

A partir del octavo o noveno mes de vida el bebé puede llegar a desarrollar lo que se conoce de una manera popular como mamitis.

Esta conducta que puede rechazada por muchas personas, es algo absolutamente que padecen la gran mayoría de los bebés.

Dicho apego significa que el vínculo con sus padres se ha hecho más fuerte y que necesita los brazos y la piel de su madre para estar tranquilo y relajado.

Lo más normal es que con el paso de los meses, el peque vaya ganando en independencia y autonomía y no necesite tanto los brazos de su madre a la hora de estar tranquilo.

Ello es lo habitual, aunque hay casos en los que la citada dependencia con la madre sigue siendo importante, a pesar de los años de niño.

el bebé no se despega de la madre

QUÉ DEBE HACER LA MADRE SI SU HIJO NO SE DESPEGA DE ELLA

Aunque puede resultar agobiante para muchas madres, el hecho de tener al bebé pegado todo el día es algo normal y que debe aceptarse sin más.

A pesar de lo que puedan pensar otras personas, con ello no se malcría al pequeño y es algo que pasa de una manera natural y como tal la madre debe hacer todo lo posible, para que el bebé se encuentre bien.

Si el pequeño quiere el calor y los brazos de su madre, no se le puede negar y ofrecerle todo el cariño y el amor posible.

Si la madre se siente un poco agobiada y necesita un poco de respiro, se puede optar por dos soluciones bastante eficaces como son el porteo y el colecho. El bebé sigue en contacto piel con piel con si madre y ésta puede liberarse durante un tiempo.

Puedes tomar en cuenta la formula materna, además puedes aprovechar el buen fin mejores ofertas de este año, compra todo lo que tu bebé necesita, desde biberones hasta los mejores pañales, en linea será tu mejor opción.

Lo que no debe olvidar ninguna madre es el hecho de fomentar la autonomía del pequeño siempre que pueda. Con el paso del tiempo, el niño agradecerá tal independencia y será capaz de poder crecer y desarrollarse de una manera adecuada a la vez que segura.

En definitiva, no hay que alarmarse en ningún momento si el bebé muestra mamitis, ya que es algo normal en los niños de corta edad. Con el paso de los meses es normal que el niño comience a despegarse un poco de su madre y se haga más independiente respecto a ella.

Te puede interesar: Por qué se caen los dientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *